Alpaderm

Activos por naturaleza

Activos por naturaleza

Alpaderm utiliza ingredientes nobles y naturales, activos por naturaleza.

A

El aloe vera o sábila es una planta perenne de la familia de las liliáceas que cuenta con unas 300 especies. Originaria de Sudáfrica, se cultiva en muchos países.  Compuesta en un 99% de agua, esta planta concentra en el 1% restante más de 150 elementos, entre los que se encuentran las vitaminas A, B1, B2, B3, B12, C, E, oligoelementos (calcio, sodio, magnesio, zinc, potasio…) y aminoácidos.
La pulpa contenida en sus hojas se cosecha y se utiliza en forma de gel o de polvo en cosmética.

Propiedades cosméticas :
Los beneficios cosméticos del aloe vera son numerosos y sus principales cualidades son las siguientes: el aloe hidrata, purifica, repara, calma y retrasa los efectos del tiempo.
En pieles secas, muy secas y dañadas, el aloe vera repara y confiere flexibilidad a la piel, gracias a su alta concentración de vitaminas y nutrientes. El aloe vera es especialmente adecuado para pieles sensibles, ya respeta las epidermis más sensibles.

El aciano es una planta anual de la familia de las asteráceas. Es una centaurea que suele vivir en lugares donde hay cosechas: campos de trigo, de colza…

Propiedades cosméticas :
La flor de aciano se utiliza principalmente en cosmética ocular, pero su composición hace que también sea una planta interesante para calmar las inflamaciones de la piel: los flavonoides tienen una acción antioxidante y protectora sobre los tejidos, los polisacáridos, una acción antiinflamatoria y los taninos tensan los tejidos inflamados.

La caléndula, muy difundida y cultivada en los jardines de toda la Europa templada, no crece de manera silvestre. Sus hermosas flores amarillas tienen numerosas propiedades.

Propiedades cosméticas :
La caléndula constituye un excelente ingrediente activo para los cuidados calmantes. Conocida por sus virtudes hidratantes y antisépticas, es considerada como la planta de la piel por excelencia. También es un elemento protector para el tratamiento de grietas y sabañones, así como de irritaciones y quemaduras de sol.

Es antiséptica, cicatrizante, regeneradora y antiinflamatoria.

La jojoba es una especie de arbusto de la familia de las Simmondsiaceae. Este arbusto, más conocido como «avellano silvestre», crece en los desiertos de América Central y del Sur. Tiene raíces que se extienden hasta 30m de profundidad y se asientan en suelos arenosos, captando su micro-humedad y resistiendo así una sequía absoluta de 12 o 18 meses. El aceite de jojoba se extrae de las semillas oleaginosas del avellano silvestre. Se obtiene posteriormente una cera líquida a temperatura ambiente. Esta cera ha sido utilizada durante siglos por los indios por sus propiedades curativas y embellecedoras, aplicándola en piel y cabello.

Propiedades cosméticas :
Su riqueza en saponificables le proporciona notables propiedades protectoras y antienvejecimiento. El aceite de jojoba es una auténtica cera líquida, cuya afinidad con el sebo de la piel garantiza el mantenimiento de la película hidrolipídica protectora. Además, activa la síntesis de elastina y frena la pérdida de agua de las células, por lo que es un producto ideal para la piel deshidratada y muy seca. Revitalizante, antiarrugas y regenerador, este aceite ayuda a la piel a mantenerse flexible, elástica y suave.

B

El aciano es una planta anual de la familia de las asteráceas. Es una centaurea que suele vivir en lugares donde hay cosechas: campos de trigo, de colza…

Propiedades cosméticas :
La flor de aciano se utiliza principalmente en cosmética ocular, pero su composición hace que también sea una planta interesante para calmar las inflamaciones de la piel: los flavonoides tienen una acción antioxidante y protectora sobre los tejidos, los polisacáridos, una acción antiinflamatoria y los taninos tensan los tejidos inflamados.

La borraja es una planta de la familia de las boragináceas, bastante común en Europa. Su aceite, extraído por prensado en frío de las semillas, es conocido por sus efectos preventivos y curativos en la piel, debido a su alto contenido en ácido gamma-linolénico (más del 20%). El aceite de borraja es una excelente fuente de omega 6, dos veces superior a la del aceite de onagra.

Propiedades cosméticas:
Este aceite, excepcionalmente rico en ácidos grasos poliinsaturados y vitaminas A, D, E, K, tiene un verdadero poder regenerador en la piel. Restaura la flexibilidad, la elasticidad y el tono de la piel seca, desvitalizada y cansada. Incorporado en una dosis activa mucho más alta de lo habitual, potencia todos sus beneficios, incluyendo una acción sobre ciertas prostaglandinas que mitigan las tendencias inflamatorias. Se puede observar una mejora sobre ciertas dermatosis, incluyendo eccema y psoriasis, con una reducción de la picazón y del enrojecimiento.

C

La caléndula, muy difundida y cultivada en los jardines de toda la Europa templada, no crece de manera silvestre. Sus hermosas flores amarillas tienen numerosas propiedades.

Propiedades cosméticas :
La caléndula constituye un excelente ingrediente activo para los cuidados calmantes. Conocida por sus virtudes hidratantes y antisépticas, es considerada como la planta de la piel por excelencia. También es un elemento protector para el tratamiento de grietas y sabañones, así como de irritaciones y quemaduras de sol.

Es antiséptica, cicatrizante, regeneradora y antiinflamatoria.

La cera de abeja contiene más de 300 componentes, cuya naturaleza difiere según la especie. Contiene, sorprendentemente, unos 14% de hidrocarburos saturados totalmente naturales, así como numerosos ésteres (que son compuestos orgánicos) y ácidos grasos muy interesantes.

Propiedades cosméticas :
Sus ácidos grasos nutren la piel y la vuelven más elástica y suave. Además de tener propiedades hidratantes y emolientes, la cera de abeja tiene también la capacidad de crear una película protectora.

En invierno, se recomienda sobre todo para las pieles secas y maduras que necesitan más elasticidad.

Naturalmente rica en vitamina A, la cera de abeja hidrata y nutre la epidermis en profundidad. Crea una película natural sobre la piel, protegiéndola de las agresiones externas (sol, frío y viento).  Sus propiedades reparadoras son también un gran aliado para todos los tipos de piel, especialmente la piel sensible que se beneficia de sus cualidades calmantes y curativas.

El uso de la cera de abeja en cosmética también se debe a su capacidad para unir los diferentes componentes de un producto y aportar untuosidad a las texturas.

G

El aceite de germen de trigo es una fuente de vitamina E y de ácidos grasos esenciales (poliinsaturados y omega 6), pero también de carotenoides y de vitamina K. Tiene un delicado olor a cereales y es muy agradable al tacto.

Propiedades cosméticas :
Protector y nutritivo, el aceite de germen de trigo previene el envejecimiento y la pérdida de elasticidad de la piel, gracias a sus propiedades antioxidantes y regeneradoras. Se puede usar para el cuidado de la piel seca o incluso muy seca y favorece la cicatrización. Aporta suavidad y elasticidad a la piel.

Descubierta a finales del siglo XIX, la glicerina procede de la saponificación, un proceso que permite hacer jabones a partir de materias grasas. La glicerina contenida en los jabones Alpaderm se sintetiza a partir de aceite de coco.

Propiedades cosméticas :
La glicerina es un agente hidratante, emoliente y protector.

Tiene la propiedad de retener varias veces su peso en agua, convirtiéndola en un ingrediente activo hidratante imprescindible, que forma una película oclusiva (barrera) sobre la epidermis, limitando la pérdida de humedad. Ejerce una acción importante en la reparación de la epidermis, promoviendo la síntesis de lípidos.

La glicerina favorece también el alisado de la piel, la restauración de las defensas naturales, la mejora de la elasticidad y la regulación de la descamación.

Posee propiedades suavizantes y proporciona protección, creando una barrera contra las agresiones externas tales como el frío, el viento, la contaminación y los rayos UV.

H

El hidrolato de Hamamelis ecológico procede de un arbusto norteamericano, el Hamamelis virginia. Se le llamaba «Avellano de las brujas» por la forma de sus hojas o también «Árbol de arañas doradas» por sus extrañas flores amarillas.

Propiedades cosméticas:

El agua de flor de hamamelis es un acondicionador capilar que facilita el peinado y deja el cabello flexible y brillante, proporcionándole volumen y brillo. El hamamelis es conocido por favorecer la microcirculación cutánea y regular la seborrea del cuero cabelludo. Además, tiene propiedades calmantes que ayudan a suavizar el cuero cabelludo.

J

La jojoba es una especie de arbusto de la familia de las Simmondsiaceae. Este arbusto, más conocido como «avellano silvestre», crece en los desiertos de América Central y del Sur. Tiene raíces que se extienden hasta 30m de profundidad y se asientan en suelos arenosos, captando su micro-humedad y resistiendo así una sequía absoluta de 12 o 18 meses. El aceite de jojoba se extrae de las semillas oleaginosas del avellano silvestre. Se obtiene posteriormente una cera líquida a temperatura ambiente. Esta cera ha sido utilizada durante siglos por los indios por sus propiedades curativas y embellecedoras, aplicándola en piel y cabello.

Propiedades cosméticas:

Su riqueza en saponificables le proporciona notables propiedades protectoras y antienvejecimiento. El aceite de jojoba es una auténtica cera líquida, cuya afinidad con el sebo de la piel garantiza el mantenimiento de la película hidrolipídica protectora. Además, activa la síntesis de elastina y frena la pérdida de agua de las células, por lo que es un producto ideal para la piel deshidratada y muy seca. Revitalizante, antiarrugas y regenerador, este aceite ayuda a la piel a mantenerse flexible, elástica y suave.

K

Elaborada con las nueces de un árbol emblemático de las sabanas de África occidental, la manteca de karité ha sido utilizada durante siglos por las poblaciones locales. Sus propiedades nutritivas, hidratantes y protectoras la convierten en un ingrediente esencial, tanto en aromaterapia como en cosmética. Aunque pertenece a la gran familia de los aceites vegetales, es sólido a temperatura ambiente y se funde a unos 35°C.

Propiedades cosméticas :

La manteca de karité es particularmente rica en ácidos grasos insaturados y su textura rica y untuosa le confiere propiedades muy interesantes: antiinflamatorias, calmantes, suavizantes, protectoras… También es rica en vitaminas A, D y E, que ayudan a nutrir la piel y a acelerar la cicatrización. La manteca de karité es una solución natural muy recomendable para mantener una profunda hidratación de la piel.

L

Originaria de Persia y de las Islas Canarias, la lavanda fue probablemente llevada a Francia por los focenses, de la misma manera que la vid y el olivo. Es un pequeño arbusto de 20 a 60 cm de altura que crece en la zona mediterránea y prefiere las laderas áridas y calizas.

Su nombre proviene del latín «lavare» que significa «lavar», y «lavanda», «que sirve para lavar», lo que demuestra que su uso ya estaba asociado en la época con la higiene física y mental.

Propiedades cosméticas:

Clasificada como planta cefálica en el siglo XVIII, la lavanda se usaba en esa época, como el romero, contra las enfermedades nerviosas. El agua de lavanda también se utilizaba como tranquilizante en el baño, porque ya se reconocían sus propiedades antisépticas y calmantes.

El hidrolato de lavanda alivia, cicatriza y suaviza la piel sensible y el cuero cabelludo irritado. Purifica la piel grasa y sanea el cuero cabelludo.

M

Extraído de las hojas de mirto, un arbusto de la familia de las mirtáceas, el aceite esencial de mirto verde se utiliza a menudo en el tratamiento de patologías dermatológicas. Este arbusto originario de Córcega mide entre dos y tres metros de altura, tiene hojas puntiagudas verdes y perennes y flores de cinco pétalos de un blanco resplandeciente. Después de una completa destilación por vapor de las hojas, se obtiene una esencia natural que desprende una fragancia ligeramente resinosa y cerosa.

Propiedades cosméticas :

Se dice que el aceite esencial de mirto esconde virtudes cosméticas aún poco conocidas. Rico en ingredientes activos purificantes, astringentes y antiinflamatorios, es un excelente remedio para los problemas de piel y los signos de envejecimiento que aparecen en el rostro de forma prematura. También está indicado para el tratamiento de los brotes de acné.

O

También llamada “prímula”, la onagra, originaria de América del Norte, no apareció en Europa hasta el siglo XVIII. La planta era conocida por los indios por sus propiedades medicinales y nutritivas. Las cápsulas de su flor madura contienen cientos de semillas marrones muy pequeñas, de las que se extrae el aceite. Su riqueza en ácidos grasos esenciales justifica su uso en cosmética, sobre todo para reducir la pérdida de agua de las capas superficiales de la epidermis y reducir la inflamación.

Propiedades cosméticas:

El aceite de onagra es particularmente rico en ácido linoleico, pero también en ácido gamma-linolénico, precursores directos de los compuestos antiinflamatorios. Un conjunto de cadenas metabólicas lleva a la síntesis de prostaglandinas de tipo 1 (PGE 1). El aceite de onagra ha sido ampliamente estudiado por sus efectos beneficiosos en patologías inflamatorias, incluyendo problemas dermatológicos como el eccema atópico y la psoriasis.

El aceite de onagra preserva la piel de un envejecimiento prematuro. Los ácidos grasos, que protegen las membranas celulares, le confieren propiedades regeneradoras de primer orden: suavizante, revitalizante, reestructurante y auténtico antiarrugas. Tanto si la piel es grasa, seca o simplemente normal, el aceite de onagra regula su hidratación y la protege de las agresiones externas (sol, frío, viento, contaminación).

P

La palmarosa, también conocida como «geranio de la India», es una hierba originaria de la India y de Indochina, muy cultivada por su aceite aromático con olor a rosa y geranio.

Propiedades cosméticas:

El aceite esencial de palmarosa es conocido por sanear las pieles con imperfecciones o propensas a molestias. Gracias a su acción antimicótica y antibacteriana, purifica y equilibra el sebo. También es refrescante y calmante.

R

El agua de rosas de Damasco se cultiva hoy en día en diferentes países, desde Turquía hasta Marruecos. De hecho, es en los países árabes donde el agua de rosas se usó originalmente para el cuidado de la piel en el siglo X.

Obtenida a través de un proceso de destilación de la flor, el agua de rosas de Damasco es un hidrolato que aporta numerosos beneficios a la piel, especialmente la del rostro.

Propiedades cosméticas :

El agua de rosas tiene propiedades calmantes, pero también tonificantes; sin olvidar su efecto refrescante y su sutil aroma. Astringente, el agua de rosas se recomienda para pieles grasas o propensas al acné. La piel madura la agradece por su efecto antienvejecimiento. El agua de rosas es también muy apreciada en olfatoterapia para calmar tensiones y ayudar a encontrar la paz interior.

S

La salvia es un subarbusto de la familia de las lamiaceae, con hojas verde-grisáceas y flores de color azul-violeta. La salvia officinalis se encuentra a menudo en jardines como planta ornamental o para uso como condimento. Es una planta sagrada considerada como una auténtica panacea desde la antigüedad; su nombre proviene del latín «salvare» que significa «salvar» o «curar».

Se le atribuyen desde hace siglos múltiples virtudes: digestiva, astringente, cicatrizante, fortificante, purificadora y antidepresiva.

Propiedades cosméticas:

La salvia es conocida por su capacidad para fortificar la fibra capilar. Previene la pérdida de cabello, fortaleciendo su raíz. Devuelve brillo y vitalidad al cabello castigado, deslucido y dañado. El hidrolato de salvia, purificante y equilibrante, se utiliza para regular las secreciones de sebo y controlar una transpiración excesiva.

La sal siempre ha sido utilizada para la preservación de alimentos. La sal marina natural no refinada contiene numerosos minerales, oligoelementos, magnesio y hierro, que son beneficiosos para la piel.

Propiedades cosméticas :

La sal marina aporta minerales a la piel, la purifica, activa la circulación sanguínea y elimina toxinas.

Un baño de sal marina tiene propiedades relajantes. Es beneficioso en caso de fatiga o estrés, pero también para evitar agujetas, ya que las sustancias que penetran la piel tienen un efecto antiinflamatorio y analgésico.

La sal marina también puede utilizarse como exfoliante.

Un baño en agua de mar salada también está indicado en caso de dermatitis atópica o de eccema. Puede aliviar los dolores reumáticos, los calambres musculares y el dolor de espalda.

Soie (Serica)

El polvo de seda está compuesto por 18 aminoácidos, derivados todos del capullo del gusano de seda y muy cercanos químicamente a la composición de la piel y del cabello humanos. Existen diferentes tipos de polvo de seda que difieren en el tamaño de sus moléculas. Cuanto más pequeña es la molécula, más penetra en la piel; y cuanto más grande, más se puede ver y sentir en la piel.

Propiedades cosméticas:

La seda tiene una ligera acción desodorante.

Nutre, hidrata y mantiene la hidratación cutánea, absorbe la grasa natural de la piel, la suaviza, reduce la visibilidad de los poros sin obstruirlos, aclara, confiere luminosidad a la tez y aporta elasticidad al cabello. También proporciona una ligera protección UV (su estructura cristalina refleja los rayos UV). Es antibacteriana, al estabilizar la flora cutánea, y proporciona un toque suave y elástico a la piel.

S

El yuzu es un cítrico originario de China, introducido en Japón en el siglo VII. Utilizado en las artes culinarias, también se usa en perfumería por su delicada fragancia y en cosmética, por sus propiedades.

La tradición japonesa aconseja tomar un baño caliente de yuzu el día del solsticio de invierno. La fruta se envuelve en gasa y se sumerge en agua caliente. El propósito de este ritual es mejorar la circulación sanguínea, purificar la piel y preparar el cuerpo para resistir las enfermedades.

Propiedades cosméticas:

El Yuzu es muy rico en flavonoides con propiedades antioxidantes, en limonoides, carotenoides, fibras y vitamina C, lo que le confiere propiedades antienvejecimiento.

También tiene un efecto antimanchas, gracias a sus componentes que estimulan la renovación celular. Se puede considerar al yuzu como un agente despigmentante natural, ya que, gracias a él, las células cargadas de melanina en la superficie de la piel son eliminadas y la tez se unifica.

El yuzu alisa la piel, confiriendo luminosidad al cutis. Su fragancia aporta relajación y serenidad.

This post is also available in: Francés Inglés Alemán