Glosario

  • Piel sensible

    La piel se puede volver extremadamente sensible bajo la influencia conjunta de factores hereditarios y ambientales.
    Fácilmente irritable, es entonces victima de múltiples reacciones : hinchazón, escamas, rojeces, picores, tirantez, prurito, eccema, etc. Las molestias empeoran aún más con el uso de productos cosméticos o de aseo excesivamente agresivos.

    Estudios han demostrado que cuanto mayor sea la pérdida de agua « insensible » de la piel, es decir la cantidad de agua perdida por evaporación a través de la piel, (sin tener en cuenta la actividad sudorípara), mayor será la sensibilidad de la piel por causa de resequedad. Por esa razón es tan importante hidratar con suavidad las pieles sensibles. Gracias a su cosmética hipoalergénica natural, rica en agua mineral y en principios activos nutritivos, Alpaderm restaura la película lipídica de la piel y limita la aparición en cadena de intolerancias.

Contacto

Le llamamos por teléfono