Glosario

  • Sebo

    Nuestra piel segrega naturalmente sebo, una película lipídica que sirve para protegerla de las agresiones externas y luchar contra la sequedad. El sebo protege también la piel de las infecciones, volviéndola más ácida, y le da elasticidad y cierta impermeabilidad.

    La piel inmadura del bebé no siempre segrega suficiente sebo. Para protegerla de la sequedad, una de las causas directas de la dermatitis atópica, conviene nutrirla, hidratándola regularmente. Extremadamente nutritivas e hipoalergénicas, las cremas a base de Cerato aportan protección a las pieles secas y sensibles. Ayudan a restaurar la película lipídica protectora y contribuyen a prevenir la aparición de placas o de escamas.

Contacto

Le llamamos por teléfono