Consejos para el aseo del bebé

CONSEJOS PRÁCTICOS : El baño es un momento de intimidad compartida que hay que saber valorar. Durante unos minutos, olvídese del teléfono o de cualquier timbre y disfrute de este instante exclusivamente de los dos y para los dos. No le deje nunca solo en el baño o sobre el cambiador, aunque solo sean « 30 segundos » : ¡ podría arrepentirse toda la vida ! Antes de meter al bebé en el agua, controle bien que la temperatura esté entre 35 et 37°C para evitar que coja frío o que se queme. El baño no debe ser demasiado largo: que no exceda los 5 o 6 minutos. Puede lavarle el pelo y enjabonarle, una vez en el agua o bien antes de meterle en ella, aclarándole a continuación dentro de la bañera. Evite usar esponjas: se transforman rápidamente en focos de microbios. Al salir del baño, para evitar que coja frío, envuelva al bebé en una toalla. Séquele bien, sin olvidar las zonas de pliegues. PRODUCTOS ACONSEJADOS PARA EL BAÑO : Le aconsejamos el Champú de los Alpes a base de verbena y hamamelis. Durante los cuatro primeros meses, se debe lavar la cabeza del bebé a diario para evitar costras y residuos de transpiración, focos de gérmenes y de olores desagradables. La fórmula calmante y nutritiva de nuestro champú ha sido especialmente creada para uso frecuente. Para la limpieza del cuerpo, utilice un jabón sobregraso o al menos un jabón con el mínimo de aditivos químicos posible para evitar irritaciones e intolerancias. DESPUÉS DEL BAÑO : Con una gasa estéril y suero fisiológico, limpie delicadamente las extremidades de los párpados, cambiando de gasa para cada ojo, para eliminar las secreciones. A continuación, con un bastoncillo limpio para cada orificio y suero fisiológico, despegue con mucha suavidad las mucosidades existentes. Pulverice entonces un poco de spray marino isotónico para limpiar en profundidad y estimular las defensas inmunitarias de las fosas nasales. Pasemos a las orejas. Con ayuda de bastoncillos, limpie el pabellón de la oreja sin introducirlo en el conducto auditivo para evitar lastimar al bebé. ¡ No olvide las uñas ! No se preocupe : no necesitará cortárselas el primer mes. Sin embargo, más adelante, tendrá que controlar tanto la longitud excesiva de las uñas, como la presencia de pequeñas roturas o fisuras en las extremidades, que podrían arañar la cara del bebé. Utilice siempre tijeras pequeñas de punta redonda para evitar hacerle daño. LA SESIÓN ESTÉTICA DEL BEBÉ : Alpaderm pone a su disposición excelentes productos naturales que pueden ser usados para nutrir la piel sin miedo y sin riesgo. Han sido creados para los bebés por otros padres como Uds. Confíen en ellos. Una vez bien seca la piel del bebé, masajearla dos veces por semana con el Cerato de los Alpes a base de Jojoba, Onagra y Manzanilla. Gracias a la utilización constante de estos productos, la piel del bebé conserva su aspecto satinado, suave y elástico, señales de un buen equilibrio cutáneo. Dr Philippe Goëb